Cómo acompañar en casa a las personas de 50 años y adultos mayores, durante la pandemia de Coronavirus.

El año 2020 ha sido muy desafiante. Hemos pasado por muchos cambios y turbulencias, en gran parte como resultado de la pandemia mundial del virus COVID-19.  Uno de los aspectos importantes a considerar en esta etapa es el impacto que tienen en las personas de 50 años y adultos mayores.

El cómo abordar el tema y la forma de convivir con ellos en el confinamiento, ya que el bagaje de experiencias que han vivido fácilmente los conecta con una parte del trauma, sin embargo es importante en este momento que los padres y abuelos sean tomados en cuenta, a través del diálogo y los referentes que han vivido, porque ahí está la resiliencia pura. 

El que ellos puedan expresar, lo que están sintiendo, lo que les provoca esta situación y las medidas que deben tomar, les calma. 

Cuando nosotros les prestamos  más atención a sus emociones, explicándoles  claramente lo que está ocurriendo y sobre todo el cuidado que debemos tener en relación a su salud física, cultivamos con cada detalle su salud mental.                                                                                                                                             

Aprendamos de ellos, Las personas de 50 años y más están viviendo como nosotros la etapa de la cuarentena como tú estás vibrando, si estamos en un estado de alerta, de miedo, y descontrol, seguramente a través de la resonancia límbica estarán los padres y abuelos en el mismo estado emocional que tú y viceversa , pero si cultivamos la mente con  ejercicios de respiración, buena alimentación, momentos de distensión, un diálogo  ameno y explicándoles lo que está ocurriendo de manera clara, conversando de los planes que tienen para seguir con sus proyectos de vida, la respuesta de los adultos mayores será de tranquilidad y paz.

El  cómo abordar el tema y la forma de convivir con ellos en el confinamiento, ya que el bagaje de experiencias que han vivido fácilmente los conecta con una parte del trauma, sin embargo es importante en este momento, que los padres y abuelos sean tomados en cuenta, a través del diálogo y los referentes que han vivido, porque ahí está la resiliencia pura; Porque muchas veces no nos damos cuenta que están en depresión y aquí te compartimos algunos aspectos a considerar:

  • Mal humor 
  • Silencios prolongados
  • Ansiedad o nerviosismo
  • Disminución de la energía 
  • Fatiga
  • Retardo o agitación psicomotora 
  • Alteraciones del sueño
  • Tristeza
  • Melancolía 
  • Dificultad para concentrarse
  • Miedo a estar solos
  • Dependencia  

Sin embargo algo que no debemos olvidar que los papás o los abuelos, han tenido experiencias fuertes de vida y procesos de crisis o caos en la humanidad. Una buena pregunta para ellos es: ¿Cómo lograron salir avante de estos procesos?

Las personas de edad media y tercera edad en esta época de su  vida independientemente de la situación que estamos pasando, es cuando se presenta mayor número de pérdidas (amistades, cónyuge, trabajo, rol en la familia y en la sociedad), las cuales, antes de su aparición constituían para ellos fuente de gratificación. Por tal razón, fenómenos como la pandemia amenaza la independencia y la seguridad física, mental y emocional.

Lo interesante es saber que regalos escondidos hay en esta etapa con la familia, por ejemplo el tenerlos y disfrutarlos, conocer sus aficiones,  cultivar el amor y la compasión por ellos y aprender de su sabiduría.

Algunas ideas que te compartimos para cultivar una convivencia sana.

  • Una  dieta adecuada potenciará en bienestar físico y el emocional
  • Hacer ejercicio dentro de casa con rutinas sencillas
  • Escuchar música 
  • Practicar meditación 
  • Practicar ejercicios de respiración
  • Leer 
  • Disfrutar el álbum de fotos 
  • Mantenerse ocupado y establecer rutinas diarias
  • Utilizar el humor y ser positivos
  • Apoyarse en la experiencia previa
  • El entretenimiento, la diversión 
  • Juegos de mesa 
  • Utilizar la tecnología para comunicarse con la familia. 
  • Juegos mentales 
  • La jardinería
  • Una buena charla
  • Cocinar
  • Tener información clara con fuentes confiables

Cuando hablamos de cultivar la mente, es indispensable, estar presentes con los padres y abuelos, sintiéndose a través de nuestras palabras en un espacio seguro y amoroso, reconociendo lo difícil que es para ellos esta pandemia y cómo la van a superar estando en un lugar más tranquilo y equilibrado. 

Mi presencia amorosa comienza en casa.

Autor: CMUCH

El Centro Mexicano Universitario de Ciencias y Humanidades es una institución educativa, de investigación y servicio que forma personas de alta calidad humana y excelente preparación profesional que trabajan con el fin de favorecer la integración de los grupos más vulnerables que conforman a nuestra sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *